El mundo sin El Mundo: ¿un lugar mejor?

septiembre 21, 2010 at 11:26 pm 14 comentarios

Esta es la pregunta que cabe hacerse tras leer entre las páginas del tal diario los siguientes fragmentos, hilvanados a raíz de la muerte de José Antonio Labordeta:

Salvador Sostres… Descanse en paz, amén, y todas esas cosas en las que él no creía pero que espero sinceramente que Ellas sí crean en él.

… es muy lamentable que todos nuestros cantautores sean comunistas.

… Todo este gusto por lo rural y por el “contacto con la naturaleza” no lleva a nada bueno. Reblandece los espíritus y nos vuelve coñazos y cursis. Además de profundamente insinceros. Hay demasiados bosques, demasiados caminos, demasiadas rutas. En la mayor parte del territorio español falta asfalto, casinos, cines, bares que cierren tarde con pianistas imposibles. Faltan coctelerías, grandes restaurantes, carreteras como Dios manda, túneles para no tener que dar tantas vueltas. Todos esos inquietantes paisajes por los que Labordeta caminaba remiten al atraso, a lo ancesatral, al tercermundismo de donde venimos. Hay que llevar la civilización a todos los rincones de la geografía de los países avanzados. Es barata y de cobardes la retórica de los pajarillos que cantan por la mañana. Hay que ponerse a trabajar, abolir el campo y crear más y más ciudades. Como una higiene. Como el gran pacto de usar desodorante.

…. No hay nada tan peligroso para la salud pública como los productos que vienen “directamente de la granja” y que incluso presumen de no haber pasado por ningún tipo de control. Nada. “Directos de la granja”. Esos huevos “directos de la granja”, ¡cuánta salmonela han dado, cuántos retortijones, cuántas noches en las urgencias de los hospitales pensando que de tanto defecar se te iba a escapar hasta el cerebro!

Labordeta fue siempre un buen hombre. Un buen hombre totalmente equivocado, pero un buen hombre. Su “puño cerrado” y en alto del que tanto presumía fue siempre un escarnio a los millones de muertes que su ideología ha causado. Sus canciones van a sonar por última vez el día de su funeral y tal vez en algún documental de La 1 cuando dentro de muchos años vuelvan a mandar los socialistas.

Su ruralismo de mochila y botas es precisamente lo contrario de lo que necesita España, que ya ha tenido bastante de perder el tiempo mirando árboles y se tiene que poner de una puñetera vez a trabajar.

Salvador Sostres, España después de Labordeta

Los 1334 comentarios que ha suscitado en las últimas veinticuatro horas explican muy bien y de muchas maneras lo equivocado de estas digresiones. Pero creo que, precisamente por eso, el texto acierta.

Me explicaré. Según nos cuenta Buñuel, ya en 1955 André Breton se lamentaba de que por entonces el escándalo no fuera posible. Él y su grupo de surrealistas habían aterrorizado a la sociedad francesa unas décadas antes, atacando despiadada y humorísticamente a las bases de la moral burguesa. En los actos surrealistas no había explicación ni nada que comprender, más allá que el propio impacto ante la ofensa a ciertas convenciones sociales o a los grupos detentores de poder. Por ejemplo, Buñuel nos cuenta cómo le impresionó la fotografía del poeta Benjamín Péret insultando a un cura, o la encuesta sobre sexo -“¿Dónde prefiere hacer el amor? ¿Con quién? ¿Cómo se masturba usted?”-  aparecidas en La Révolution surréaliste (¡en 1929!). También nos habla de un fallido intento de organizar un concurso de menstruaciones, o la “hermosa carta de insultos” que dos poetas surrealistas envían al número uno de una academia militar. Actos descabellados, de irracionalidad encauzada, que causaban escándalo en mayor o menor grado y que traían consecuencias usualmente nefastas para quien los perpetraba. Valga el ejemplo de esos dos últimos poetas, los de la carta: uno tuvo que pedir perdón de rodillas ante los alumnos de la academia, y el otro tuvo que huir de Francia.

Como ellos, este articulista ha conseguido escandalizar a la sociedad entera. Ello, a pesar de la repugnancia inicial que producen sus palabras, da que pensar. ¿Está consiguiendo en 2010 lo que Breton se lamentaba no poder conseguir en 1955? ¿Está el columnista  intentando socavar las bases de nuestra sociedad?

Buscando las respuestas en el artículo, observamos que el grueso de las ideas que lanza son puramente arbitrarias: “Hay que (…) abolir el campo y crear más y más ciudades”, “no hay nada tan peligroso para la salud pública como los productos que vienen ‘directamente de la granja'”, etc. El escritor no cree tales cosas, y las lanza como podría haber lanzado a su perro por la ventana en base a que el deseo de acariciarle no le permitía trabajar. Tal vez, si hay algo de cordura en el texto, nos esté urgiendo a cuestionar la muy española manía persecutoria-constructora, lo cual sería muy elocuente y revelador.

Pero no lo creo así. El artículo contiene otras declaraciones igual de descabelladas, pero que parecen sentidas, en particular las referentes al comunismo y la la efímera fama de Labordeta. Asociar “millones de muertes” a Labordeta no solo carece de sentido sino que es es una ofensa a un hombre de bien; proclamar lo efímero de su nombre es estúpido en unos días en los que se reclama el “Canto a la Libertad” como himno de Aragón. Al entrever el alma del autor en tales afirmaciones uno duda de si el resto también es igual de sentido, con lo cual nos encontraríamos, simple y llanamente, ante un auténtico majadero.

Sea como fuere, no cabe duda que Sostres ha querido escandalizar, y lo ha conseguido. Para tal propósito ha usado un arma surrealista, pero se le ha olvidado ponerle la mirilla. El problema es la ocasión escogida: la muerte de un “buen hombre”, como él mismo define a Labordeta. El error es no haber aprovechado lo bonito para retratarlo, sino partir de ello para dibujar los más terribles garabatos. Hay algo turbio, perverso y malévolo en eso.

El surrealismo atacó verdades creídas como esenciales -de ahí el escándalo-, pero que estaban circunscritas a un lugar y tiempo concretos: Dios y la religión, la decencia, la ostentación aristócrata, etc. Desmitificadas tales “verdades”, Breton se lamentaba que atacarlas ya no fuera escandaloso. Nuestro caso es similar, con la diferencia de que las verdades que ataca Sostres son universales, por ser comunes a cualquier época y ser vivo: el bien, la naturaleza como fuente de vida. Sostengo que todo es atacable desde un punto de vista imaginario, si ello nos brinda nuevas ideas o reflexiones. Pero, ¿qué idea o ideas subyacen a los ataques del artículo? ¿Qué pretende transmitir el autor dirigiéndonos hacia la destrucción del campo, o asociando a Labordeta con millones de muertes? No logro encontrar una respuesta, y ese vacío apunta de nuevo hacia una majadería pueril. Majadería que se agrava por aparecer en El Mundo. Semejantes desvaríos no tienen razón de estar en un diario serio que promueve un debate racional y respetuoso.

En resumen, Sostres ha caído en uno de los mayores vicios del ser humano: explotar los usos más bajos y ruines de nuestros dones. Einstein regaló la teoría de la relatividad al mundo y el mundo la utilizó para construir bombas atómicas. Breton regaló el surrealismo al mundo y El Mundo lo ha utilizado para destruir sin construir nada a cambio.

Y, como buen acto surrealista, no se puede quedar sin castigo. Dalí escupió sobre el retrato de su madre y le echaron de casa. Sostres ha escupido en la bondad y en la naturaleza de forma gratuita. Pidamos una reparación pública, exijamos su salida de El Mundo y, ya puestos a ser surrealistas, echemos a El Mundo del mundo.

La libertad de expresión, como tantas otras libertades, es más castigo que bendición cuando cae en manos de seres ruines.

Entry filed under: España, Libros. Tags: , , , , , .

Despedida popular a un Hombre ¿Libertad para torturar animales?

14 comentarios Add your own

  • 1. gerard  |  septiembre 22, 2010 a las 7:42 am

    Lo siento, pero discrepo totalmente de la tesis que pretende ver un acto al estilo surrealista, provocador, en el articulo de sostres. Lo he leído habitualmente en el avui i suelen ser habituales en és estas salidas de tono. El núcleo de la acción surrealista pretendia provocar un cambio, una reacción en el receptor… en el sr. sostre, contrariamente, no hay una estrategia para provocar una reacción en uno u otro sentido. Se trata simplemente de un majadero incendiario con ganas de llamar la atención… diciendo la mayor barbaridad posible en el peor momento. Creo sinceramente que es un caso de ansias de notoriedad aunque sea encima de un muerto, como es el caso. De hecho, en una cosa tiene razón: seguramente no cree todo lo que escribe. Ni lo contrario. Simplemente, le da igual.

  • 2. manologm  |  septiembre 22, 2010 a las 10:13 am

    Sostres es un mentecato.

    http://manologm.wordpress.com/

  • 3. laura  |  septiembre 22, 2010 a las 10:22 am

    Deacuerdo con Gerard.. esto no es subrealismo. Es el ansiado minuto de gloria del que hablaba Andy Warhool. La diferencia entre unos y otros recae en el contenido de tu esperado minuto. Echar tierra y barbaridades sobre un hombre que no le hizo daño a nadie no es gracioso, justificable ni novedoso. Si pretendía ser divertido no lo ha logrado, si pretendía ser subrealista..tampoco. Esto no es ser rompedor, podríamos citar cientos de rompedores a lo largo de la historia, de hecho Labordeta fué uno de ellos en cuanto a metodología educativa se refiere.
    Este señor quiere atraer entradas a su página con fuegos artificiales y lo único que va a conseguir es no conseguir trabajar en ningún diario serio en su triste vida.

  • 4. PabloMeteoro  |  septiembre 22, 2010 a las 11:26 am

    Lo siento Ra, pero yo tampoco veo nada de surrealismo en su texto y en el resto de sus textos que ha publicado en ese blog. No creo que quiera provocar un cambio con esas palabras y como ya han apuntado antes, más bien lo que hay detrás es una intención incendiaria con esas “butades”.
    Yo caí un día por casualidad en el bloq donde ha publicado eso sobre Labordeta y desde entonces lo tengo calado. Desconocía que publicara en Avui y me chocaba que lo hiciera en El Mundo. En los comentarios a sus entradas siempre hay uno que se repite ¿que hace este tío escribiendo el elMundo.es?
    Como se de buena tinta que elMundo.es no es que vaya de por libre pero tampoco va de la mano de El Mundo(la edición impresa) tiendo a pensar que al menos van un poco más allá del resto de diarios teniendo a este columnista como colaborador. Desde luego su ideología nacionalista no cuadra nada con la línea editorial del periódico donde publicó eso. Me pregunto a mi mismo si Jiménez Losantos(por cierto, gran amigo y antiguo alumno de Labordeta) lo tendrían como columnista o si ya lo ha sido en El País o El Periódico de Cataluña.
    Es por esto último que pienso que independientemente de que este tipo se haya puesto las botas diciendo tanta estupidez(el artículo de Labordeta es el último pero su colección de “perlas” es larga) creo que hay que diferenciar al columnista del medio en el que escribe. De echo tu eres fan de un señor que publica dominicalmente en un periódico del que probablemente estés de acuerdo en muy pocas cosas.
    Nos vemos mañana¡

  • 5. ramón Cifuentes  |  septiembre 22, 2010 a las 11:48 am

    Creo que es todo más simple: efectivamente al señor se le fue el cerebro por el WC en uno de sus apretujones… y EL MUNDO le provee de todo el papel que necesita.

  • 6. Rasomon  |  septiembre 22, 2010 a las 12:57 pm

    La dignidad se pierde en un lugar oscuro y vacío cuando las palabras que tecleas eluden a ventajismo y oportunismo. El señor Sostres ha lanzado un triste obituario sobre nuestras cabezas a través de la edición digital de un periódico de tirada nacional, no es nada nuevo. Hace tiempo que el sensacionalismo logró ganar el pulso al rigor y este señor ha disparado contra todos los vientos sensibles y nobles. Posiblemente nunca haya escuchado a Labordeta, posiblemente no merezca su música. Quizás los cuerpos asfaltados de España suenen siempre mezquinos y pobres.

  • 7. Yo  |  septiembre 22, 2010 a las 1:23 pm

    Es posible que este tipo buscara alguna doble intención, en su artículo, sin acierto pues su talento es nulo. No percibo otra idea real más que la de alcanzar notoriedad. En un primer momento también busqué sarcasmo, ironía, e incluso “surrealismo” sinembargo escribir nombres tan ilustres como Breton, Buñuel o Quevedo en el mismo papel me resulta cuando menos incómodo. Si lo relacionaría con chivatos, villanos, cobardes y gusanos, los cuales en tiempos difíciles o revueltos saben venderse. Por cada valiente hay un cobarde agazapado que apostará sobre seguro.
    Que triste es el ser humano que por treinta monedas es capaz de dejar de serlo.

  • 8. Jaime  |  septiembre 22, 2010 a las 5:36 pm

    En 1955 Breton ya no escandalizaba porque era un personaje de otra época. Simplemente había perdido el fluir de los tiempos. Como es lógico, lo que funcionaba en 1925 había dejado de hacerlo 30 años más tarde.
    En 1955 Francia ya no era el centro del mundo. Lo eran los EE.UU. Y unos tales Burroughs, Ginsberg y compañía habían tomado el relevo. Ellos fueron el escándalo en 1955.
    Del mismo modo, 25 años más tarde, los beatnicks ya no escandalizaban. Al contrario, sus libros se estudiaban en las universidades y formaban parte de la cultura oficial. En cambio, aparecieron los punks, y volvieron a escandalizar a todo el mundo. Y etc. etc. etc. Escandalizar sigue siendo posible, siempre lo será; sólo hace falta ser joven.
    Así que no te equivoques con Sostres. No busques donde no hay. Conocí a Sostres hace años. Personalmente. Bastante. Es un tipo sin ningún talento, hijo de papá, que ha conseguido trabajo gracias a los enchufes de su familia. Tal como él me contó, su abuela, una célebre burguesa de la ciudad, le dijo: “Nen, ¿qué quieres ser de mayor?”. Y él respondió “escritor”. Y su abuela añadió: “Bueno, pues tú lee mucho, y deja que nosotros nos ocupemos de todo lo demás”. Tal cual. Con 20 años, tenía los bolsillos llenos de billetes; dinero que él, está claro, no se había ganado. De restaurante en restaurante, haciendo el patético con cualquier mujer que se le pusiera delante. Pensando que el dinero y la posición pueden con todo. Y descubriendo que no. Pues te jodes.
    Empezó a trabajar en un medio progre (COM Radio), defendiendo ideas progres. Sí, sí, progre hasta las cejas. Furibundo anticatólico. Hasta que lo echaron por mediocre; como no tenía argumentos, insultaba. ¿Solución? Abuelita lo metió en La Vanguardia, donde algún tonto del culo acogió al exiliado progre, recién convertido en neoburgués. Ya sabemos el efecto propagandístico que tienen los “conversos” para cualquier causa. Y cuando lo echaron de La Vanguardia, lo colocaron en el Avui. Lo mismo. Los independentistas encantados de acoger para su causa a un exmilitante del “seny” cobarde y burgués. Y, ¿luego? Pues El Mundo, claro está. De independentista a pepero. ¡Quién da más!
    Los contactos los consigue gracias a su familia. Los trabajos, poniéndose la chaqueta de su nueve jefe y lamiéndole bien el culo. Hasta que lo echen del Mundo, momento en que criticará a Pedro J. hasta la muerte desde… no sé… ¿la COPE?
    Así que no te equivoques. No veas cosas donde no las hay. No hay dobles intenciones. Él nunca ha sido irónico; no sabe qué es eso. Sólo grita, berrea e insulta. Lo que ha hecho siempre, en todos los medios en los que ha “colaborado”.
    El insulto y la ausencia de respeto no pueden sustiuir el verdadero talento. Nunca. Aunque el mundo en el que vivimos esté olvidando qué es eso del talento y del respeto, ciego ante el impacto directo de columnistas y programas basura. No caigas en la trampa, y no confundas a un farsante con un buen actor. Son cosas bien distintas.

  • 9. Albert Queralt  |  septiembre 23, 2010 a las 10:09 pm

    “…que de tanto defecar se te iba a escxapar hasta el cerebro!” Això potser és el que li ha passat al tal Salvador Sostres

  • 10. Zifar  |  septiembre 24, 2010 a las 12:33 am

    Pues yo me he divertido mucho con el artículo de Salvador Sostres, y no me parece que se irrespetuoso con Labordeta, lo aprovecha como tema para hacer un ejercicio de superrealista contra todos los tópicos de la bienpensancía progre.
    Y vaya si lo ha conseguido hace 100 años habia que escandalizar a pias monjas de estrecha mente.
    Los sucesores son nuestra progresia izquierdosa tambien de la estrecha mente del pensamiento correcto.

  • 11. aLEX  |  septiembre 24, 2010 a las 6:16 pm

    Jajaja el Sotres tiene cara de glande .

  • 12. Anónimo García  |  noviembre 17, 2010 a las 3:04 pm

    Casi nada: http://www.laopinion.es/sociedad/2010/11/17/sostres-jacta-gusto-ninas/315036.html

  • 13. Markspicologyc  |  noviembre 18, 2010 a las 2:57 am

    Lo que se puede leer por estos lares, lugares remotos, casi inhóspitos, en los que el conocimiento y el entendimiento humano llega a rozar la completa ignorancia, o se percibe claramente la influencia inequivoca de la aristocracia. Comparar surrealismo con la más burda falta de respeto hacia una persona que ha aportado en una hora de su vida, más talento de lo que podrá aportar él en toda su vida, me parece que debe ser como poco criticado. ¿Que podremos esperar de unos medios de comunicación en los que un personaje como este es una “vox populi”.? Algunos piensan que los medios de comunicación, no consideran lo que hacen teniendo a un tipo como este en sus filas, aunque provenga de la más alta alcurnia burguesa. Pero lo verdaderamente llamativo, es que a periodicos con el calado social de “El Mundo”, y personajes tan conocidos como Sanchez Drago y este hombrecillo, se mofen y se diviertan haciendo este tipo de comentarios, o algunos otros más relacionados con el sexo con niñas de 16,17 u 18 años, sin que desaparezcan de los medios al instante. La inteligencia y la integridad es un bien que no todos los seres poseemos, algunos en ocasiones lo perseguimos, otros ante la desesperación nos rendimos a la evidencia; y muchos prefieren disfrutar evidenciando su linaje y su destreza, por ello les aplaudo. Plas, plas, plas.

  • […] Más sobre la necesidad de urbanizar todo. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


El autor

Anónimo García

Lea también

Homo Velamine

Los 10 Principales


A %d blogueros les gusta esto: