El timbre de Buñuel

enero 23, 2009 at 10:57 pm 1 comentario

Por empezar por algún sitio con el libro de Buñuel

Desde los catorce años hasta estos últimos tiempos, se puede decir que el deseo sexual no me ha abandonado. Un deseo intenso, que me aflige a diario, más urgente incluso que el hambre, a menudo mucho más difícil de satisfacer. En cuanto se me concedía un momento de paz, en cuanto, por ejemplo, encontraba un asiento en el compartimento de un tren, me asaltaban imágenes eróticas. Inútil resistirme a este deseo, vencerlo, olvidarlo. No tenía otra opción que rendirme a él…

Luis Buñuel, Mi último suspiro, 1.982

Entry filed under: Cine, Directores, Libros. Tags: , , .

Manolo yeyé El timbre de Sáenz de Heredia

1 comentario Add your own

  • 1. mortiiimer  |  febrero 10, 2009 a las 4:07 pm

    qué decir que no hayamos sufrido antes… o suframos

    que le entiendo, señor Buñuel, le entiendo…

    (“la culpa es de los padres…”)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


El autor

Anónimo García

Lea también

Homo Velamine

Los 10 Principales


A %d blogueros les gusta esto: